jueves, diciembre 21, 2006

¿Nacho Vidal?¿Rocco Siffredi?

En el mundo del cine equis (X) sucede lo mismo que en la mayoría de actividades humanas. La tendencia hacia la superespecialización obliga a planear la carrera profesional de alguien desde la más tierna infancia. En los años 70, por ejemplo, uno acababa de actor porno de rebote, tras pasar por innumerables trabajos degradantes, mal remunerados y después de haber sido humillado reiteradamente.

Al parecer todo cambió con la llegada de Rocco Siffedri (310 películas como actor), quien además supuso un punto de inflexión en la industria cinematográfica para adultos, ya que se convirtió en una superestrella masculina, cuando las verdaderas protagonistas del rollo eran las mujeres. No hace falta ser muy inteligente para deducir el porqué.

Lo que vendrá después de Rocco, o de Nacho Vidal (228 películas), casi lo podemos imaginar. Los padres, como hacen los de los tenistas, llevarán a sus hijos al plató con sólo tres años, para que vayan acostumbrándose a convivir con la carne y las cámaras.

Con doce años serán unas precoces máquinas de copular, que desbancarán a todos los actores en activo y ver cómo sus gametos salen proyectados de su cuerpo costará... una gónada.

¿Pero que había antes de Siffedri o de Vidal? Mucho. Por ejemplo, Harry Reems, protagonista de Deep Throat -Garganta Profunda-. O el inconmensurable Ron Jeremy (971 películas!!!!) cuya estatura era de sólo 1,68 centímetros... O John Holmes, tal vez el actor porno más famoso de la historia.

Y ¿qué tenían todos ellos? Muy probablemente un talento innato.

Pero sobre todo, unos bigotes memorables.
Por eso existe la tentación de asociar al bigotudo, con un actor porno. Pues vale...

Fotos: Harry Reems (arriba), John Holmes (tapado por las manos), Ron Jeremy (posando como una sirenita - ¿¿¿es un imán de nevera???).

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

eyyy!!!
y no salgo yo?

check this out:

http://www.redantenna.tv/project_moustache/

7:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home